Author
Gastón Monge EnLíneaDIRECTA

Date
24 Jun 2020(18:45:12)


Imprimir

-Dice regidor que la gente tiene que salir a las calles a trabajar.

Nuevo Laredo, Tamaulipas.-No será necesario acudir a la fuerza pública para hacer que las personas tomen conciencia del riesgo de un contagio, y que acaten las recomendaciones establecidas por la Secretaría de Salud para detener el avance del coronavirus en la ciudad, que hasta este miércoles ya cobró la vida de 39 personas, y mantiene como positivos a otras 529, dijo el regidor Sergio Ojeda.

Como presidente de la comisión de Protección Civil y Bomberos, dijo Ojeda que está atento a que los ciudadanos se queden en sus casas, lo que de alguna manera funcionó al bajar, no detener, la incidencia del virus con menos contagios.

Reconoció que los hospitales comienzan a sentir dificultades en cuanto a la atención de personas afectadas, aunque dijo que no ha sido grave hasta el momento ya que muchas personas tienen la necesidad de salir a las calles para trabajar y buscar el sustento para sus familias.

“Si no trabajamos no comemos, y en ese sentido lo que le pedimos a la población es claro. Salgan a trabajar pero hay que tener la sana distancia y usar el cubrebocas en todo lugar público, pero que todos hagan lo mismo porque es una medida con la que tendremos que vivir un bue tiempo”, explicó.

Mencionó que de aplicar las personas todas las medidas de higiene, no le ve sentido a que la fuerza pública presione para obligar el uso del cubrebocas, “y no veo que haya la posibilidad de utilizar la fuerza pública para hacer que la gente aplique las medidas sanitarias, aunque estamos viendo cómo crecen los contagios, y los fallecimientos que van en aumento, por lo que se debe tener conciencia de un mayor cuidado”, expresó.

Reiteró que esya posibilidad es muy remota, lo que ha dejado entrever durante las reuniones que ha tenido con los integrantes de su comisión, en las que no se ha tomado en cuentan dicha posibilidad, lo que tampoco se ha visto en otros municipios de Tamaulipas.

En Reynosa circuló en redes sociales en estos días la versión de que habría toque de queda de la medianoche hasta las 5 de la mañana, versión que fue desmentida por la alcaldesa Maki Ortiz.

Al decirle que Nuevo Laredo se ubica en Tamaulipas en cuarto sitio en cuanto a casos positivos de COVID-19, dijo el regidor que los elementos de protección civil se encargan de la limpieza de los espacios públicos, y de los refugios para migrantes, con la finalidad de que no sean focos de transmisión de esta enfermedad, además de vigilar los puntos de ingreso a la ciudad, para tomar la temperatura a los automovilistas en el kilómetro 26 y en los puentes internacionales, de manera coordinada con Coepris.

Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account