Author
Gastón Monge EnLíneaDIRECTA

Date
9 Jul 2019(19:02:39)




Imprimir

-Se debe proteger a menores de 5 años y adultos mayores

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- A unos días del inicio de la temporada más caliente del año, llamada Canícula, el jefe de servicios médicos municipales, Jaime Gutiérrez, informó que estas condiciones favorecen la presencia de bacterias en los alimentos al descomponerse más fácilmente, por lo que recomendó evitar su consumo en las calles y lavarse constantemente las manos, ya que las enfermedades ingresan al cuerpo a través de las manos sucias y su contacto con la boca.

“El lavado de manos es muy importantes, al igual que el cuidado del agua y de los alimentos, pero utilizar el suero oral es también importante, por lo que estamos llevando a cabo la capacitación e información a madres en el manejo y el conocimiento de las diarreas”, explicó el médico.

Expuso ante un grupo de comunicadores que lo entrevistaron, que esta información básica a las madres de familia, les enseña cómo tratar esta enfermedad y saber cuáles son los grupos de la población más sensibles para contraer esta enfermedad.

Asimismo, dijo ante esta ola de calor intenso que se espera durante la canícula, son de especial atención los grupos de adultos mayores y de menores de cinco años, por ser los más vulnerables y sensibles ante los embates del calor y de los alimentos descompuestos, por lo que sugirió que ambos grupos de edades deben ser los de mayor cuidado en esta temporada de Canícula.

“Si alguien enferma no se debe esperar a que amanezca o que pasen muchas horas para acudir al médico, aunque es importante tener en la casa suero oral y saber prepararlo, así como saber identificar los signos de alarma y de complicación en los niños”, explicó.

Explicó que un niño recién nacido y hasta los dos años de edad, son los más vulnerables porque son demasiado sensibles a los cambios bruscos de temperatura, por lo que añadió que los cuidados deben ser intensivos y especiales para ellos, mientras generan las suficientes defensas en su cuerpo, para protegerse de las enfermedades.

Algunos de los signos de alarma en los niños son, entre otros, el llanto sin lágrima boca seca, piel arrugada, llanto inquieto y mala alimentación, además de no poder tragar agua, son datos que alguna complicación en la salud de los niños.

Recomendó que cuando un menor o un adulto mayor padezcan los efectos de las altas temperaturas, se deberá administrar suero oral y trasladarlo de inmediato con un médico para su atención, y destacó que los niños fallecen por diarreas cuando se deja pasar mucho tiempo o cuando no se reconocen los signos de alarma en los menores de edad.

Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account